Noticias

“En el movimiento está la vida y en la actividad reside la felicidad”

Desde hace más de 4 años, el programa de acción tutelar de Madrid que gestiona Fundación Aldaba, prepara y organiza una semana de vacaciones para los tutelados. Este año hemos disfrutado de una semana en Oropesa del Mar, Castellón.

Durante más de 6  meses, el equipo del programa de tutela de Madrid se encarga de organizar un viaje que no deja a nadie indiferente. Buscan, no solo las mejores ofertas económicas, si no también los  lugares que cumplen con las normas de accesibilidad tanto de donde se hospedan así como del entorno donde se encuentran.

Este año, como en los anteriores, hemos conseguido que más de una veintena de usuarios, sin importar la edad, la patología o la autonomía, incluyendo personas de movilidad reducida, accedan a este respiro e incluso las personas que necesitan de una silla de ruedas para poder desplazarse, hayan podido poner los pies en el mar, pisar la arena y sentir la brisa del mar una vez en su vida.

Según palabras de Paloma Chaminade, coordinadora del programa “a pesar de los quebraderos de cabeza, las horas de preparación y las duras jornadas en la playa compensa de todas las maneras, los usuarios salen una vez al año de su entorno normalizado, su residencia o su hogar, y por una semana hacen lo que les gusta, y rompen con las rutinas”.

Siempre teniendo muy en cuenta sus gustos y preferencias, los profesionales trabajan las habilidades sociales, hacen actividades como baile, escuchan música, y organizan visitas turísticas…fomentando la  pertenencia a un grupo y generando amistades que en su día a día ellos no pueden hacer.

Todo ello no sería posible sin el trabajo de los cuidadores que les acompañan, según Inés “Se trata de una experiencia, que crees al principio que no vas a poder, pero al final entre todos podemos, la colaboración es total aunque haya pequeños roces sin importancia. Voy cansada pero muy contenta” manifiesta la cuidadora. “Ojala mi madre viniera el año que viene, la mandaría con los ojos cerrados.”

Comenta