Blog

Piso compartido: apoyando a los mayores

En Fundación Aldaba procuramos siempre respetar la historia de vida y deseos de las personas usuarias.

Este matrimonio lo único que quiere es permanecer unidos, tal y como han estado siempre, a pesar de las dificultades; limitación motora y deterioro cognitivo leve.

Ambos intentan compensar estas limitaciones y ayudarse mutuamente: él ayuda a su mujer a desplazarse por la casa, peinarse y vestirse; y ella intenta recordarle cosas que a él se le olvidan.

A pesar de todo siguen existiendo muchas dificultades que ambos ya no pueden solventar solos. Ahí es donde entramos los profesionales de Fundación Aldaba: para apoyarles, acompañarles en la realización de la compra, al médico y a la realización de gestiones, defender sus derechos e intereses… y procurar de esta forma que su deseo de permanecer siempre juntos pueda cumplirse.

El programa Piso de emergencia recibe el apoyo y colaboración de la Comunidad de Madrid.

Comenta